El análisis de la compañía alemana Kaiserwetter presenta a las energías renovables como una inversión con mayor futuro en el medio plazo que las divisas digitales.