La compañía acaba de alcanzar su objetivo de utilizar electricidad generada solo con renovables, fundamentalmente eólica y solar. Lo ha conseguido tras firmar un acuerdo de compra con Avangrid Renewables (filial de Iberdrola en EEUU), que se ha sumado a los que ya tenía con EDF y GRDA para adquirir la producción de las instalaciones eólicas que estas tres firmas tienen en Dakota del Sur, Iowa y Oklahoma, respectivamente.  Con ello, Google se convierte, además, en el mayor comprador de energía limpia del planeta.